El Rocío - EL POCITO DE LA VIRGEN

EL POCITO DE LA VIRGEN

Manuel Romero Triviño

 

 

Cuando en 1919 se coronó a nuestra Santísima Madre, D. Juan Francisco Muñoz y Pabón, compuso unas sevillanas que son el obligado final de cada Misa de Pontifical del Domingo de Pentecostés.

En una de ellas, como todos habremos escuchado en alguna ocasión, se habla del famoso Pocito de la Virgen, que fue el único caño de agua potable que existió en la Aldea en mucho tiempo.

En las Reglas de 1758, ya se habla del mismo como algo milagroso tal y como se puede leer:

"Hallase un pozo frente de la Puerta de este Santuario, y siendo de tan cortos manantiales que puede ser apurado con el trabajo de solo un hombre en dos horas, abastece de agua à mas de seis mil personas que suelen concurrir, y à mas de dos mil Caballerias."

Modificada su fisonomía con el paso de los años, ha llegado hasta nosotros con el aspecto que se puede ver en la imagen siguiente.

De las cuatro caras del cuadrado que componen su estructura actual, tres vienen a representar en azulejos, idéntico número de fotos antiguas del mismo.

La primera de ellas, es la foto más antigua que se conoce de la Ermita. En la misma está en primer término y apoyado en el pocito, el Duque de Orleans junto con el santero

Las dos siguientes son estas:

En la última cara que nos queda, podemos ver el texto del "palo" de las sevillanas de Muñoz y Pabón que hacíamos referencia al principio.

۞۞۞۞

Bibliografía:

Fondo documental del Centro de Estudios Rocieros del Ayuntamiento de Almonte (CER)
Archivo Particular