El Rocío - COPLAS PARA LA ROMERIA DEL ROCIO DEL AÑO 1919 - J.F. MUÑOZ Y PABON

COPLAS PARA LA ROMERÍA DEL ROCIO DEL AÑO DE 1919

Desde Sevilla a Huelva,
Madre y Patrona,
A traerte venimos
Una Corona.
¿Que un sol parece?
¡Pues aunque más no cabe,
Más te mereces!

Mucho vale una perla
Mucho un diamante;
Pero más, los amores
De un pecho amante...
Y esa corona
Es amor de cien pueblos
A su Patrona.

De un lado el Aljarafe,
De otro el Condado
Reina de sus amores
Te han coronado.
¡Ay, Madre mía,
Tus ojos oscurecen
La pedrería!

Virgen de las marismas,
Madre y Señora
De tantísimos pobres
Como te lloran.
¡Vida y dulzura
De todo el que te cuenta
Sus amarguras!

Salud de los enfermos,
Rosa temprana,
Estrella reluciente
De la mañana,
Pomo de aromas,
Lirio de las marismas,
Blanca Paloma.

¡Bendita sea la hora
Que Dios te jizo,
De la tierra y der cielo
Durce jechizo!
¡Que güena suerte
Invocarte a la hora
De nuestra muerte!

La Virgen del Rocío
No es obra humana;
Que bajó de los cielos
Una mañana.
Eso sería
Para ser Reina y Madre
de Andalucía.

A esa Blanca Paloma
Le tengo un nido:
Mi corazón, de amores
Todo encendido.
¡En él descansa,
Como en tí, Madre mía,
Mis esperanzas!

-¿Ande vas? -Al Rocío.
-¿Pa qué, Dolore?
-A rezar por los hijos
De mis amore.
¿Quién tiene duelo,
Mientras ecista eza ermita,
Puerta der cielo?

Soy la má esgraciaita
Que hay en la tierra.
Con un hijo en la cárce
Y otro en la guerra...
Lloro y espero:
La Vige sabrá darme
Lo que yo quiero.

Ayunando y escarza,
Cayá y andando,
La ermita del Rocío
Vy divisando.
¡Madre del arma:
Qué chaparrón de sarves
Er que taguarda!

Las legua del Rocío
Son escalones
Por donde van al cielo
Los corazones.
¡Vuela al Rocío,
Sin que nada te arredre,
Corazón mío!

La ermita no es ermita,
Que es un sagrario,
Donde ha puesto Dios mismo
Su relicario.
No es maravilla,
Si caballos y bueyes
Se le arrodillan.

Pocito del Rocío,
¡Siempre manando!
¡Lo mismo que la Virgen:
Siempre escuchando!
¡De noche y día
Te encuentra el que te busca,
Virgen María!

Cuando por la marisma
La Virgen sale,
Hasta el sol se detiene
Para rezarle.
¿Quién no le reza
A esa Blanca Paloma
Flor de pureza?.

Pajaritos del aire,
flores der campo
Estreyitas der cielo,
Angele y santos:
Cantarle ustede;
Que mi vo con er yanto
Cantar no puede.

Tamboriles y gaitas,
Blancas carretas.
Gurpos de peregrinos
A la jineta.
¡Echaos a un lado:
Que viene la carreta
Del Sin-pecado!

Míralo cómo brilla,
Cómo reluce,
Con tantísimas flores
Y tántas luces!
¿Esos cordones?...
¿No ves que son ensartas
De corazones?

Adios, Blanca Paloma
De las marismas.
Aunque de ti me olvide,
Tú eres la misma.
¡Mira que es pena
Que tenga hijos tan malos
Madre tan buena!

Guitarrita mora:
Güervete cristiana.
¡Vamos al Rocío, a cantá a la Vige
Coplitas gitana!

¡Marismas d'Armonte,
Llanos er Rocío!
¡Decí a la Vige, la Paloma blanca,
Los amores mío!

¡Mía que tié uno tierras
Dejáitas atrá!
Pero carita como la e esa Vige,
No la vi enjamá.

¿Qué estasté diciendo?
¡Que er só sa perdío?
Pontoce, amigo, no le dusté güerta:
Que está en e Rocío.

Hay alli una ermita
Que es er firmamento:
¡Er só y la luna...!¡la Paloma blanca
En er morumento!

Yo ha pecao mucho,
¡Mucho que apequé!
¡Mírame, Mare, ya arrepentiito
De urtrajá ar Divé!

Apenita andaba,
Me queé sin mare
Solo en er mundfo, no aprendí na güeno,
Na má que a rezarte.

Yo andé por er mundo,
Sin dengún amparo:
Pero tu cara en la metá e mi noche
Me sirvió de faro.

Una horita mala
Me echó una caena:
Tu escapulario, cormigo en la carce,
Cumplió la condena.

Orvié hata er creo:
¡Tito lo orvié!
¡Pero la sarve a la Paloma blanca
No la orviaré!

Anlugá ´un milagro
Que corgá en tu ermita
Te dejo el arma, de pená y querete
Tá efarataita.

Mare der Rocío,
¡Nunca me esampare!...
Malo y roando, ar fin sy tu hijo,
Y tú eres mi Mare.

¡Pidiendo limonsna,
Si e semenesté,
Vendré otro año, de la fin der mundo,
Pa gorverte a vé!

Palomita blanca:
¡Por Dios te lo pio!
¡Que esta mealla, ande está tu imange
La entierren cormigo!

Guitarrita mora:
¡Vamos a callá!...
Ties toas las cuerdas mojás en mi llanto,
Y yo no puó má.

Con el arma apuñalá,
Salí andando pa e Rocío.
He venio y he llorao:
¡Ya me güervo tan tranquilo!

Juan F Muñoz Pabón.

 

Bibliografía:

Fondo documental del Centro de Estudios Rocieros del Ayuntamiento de Almonte (CER)
Archivo Particular