LOS ALTARES DEL PAÑITO

Manuel Romero Triviño

 

La Virgen del Rocío en sus Traslados cada siete años a la Villa de Almonte, es protegida de las inclemencias del camino con un capote que la cubre completamente. Esta práctica se empezó a generalizar tal y como hoy se conoce a partir del Traslado de 1984, cuando por vez primera se veló fuera del Santuario, como era costumbre hasta entonces.

El primer Altar del Pañito estuvo situado frente a la Hermandad de Madrid en el Camino de Los Llanos.

Con posterioridad y ya en el siguiente Traslado de 1991, se instaló un Altar provisional en su ubicación actual, construyéndose de forma definitiva al siguiente de 1998, estando situado en el Camino de Los Llanos, en la confluencia de la Avenida de Los Ansares y la Calle Lince.


Con base hexagonal, donde está dibujada la forma donde se depositan las andas donde se traslada la Pastora, está rodeado de azulejos que representan en cada una de sus caras, diferentes momentos del traslado de la Pastora Almonteña.

"Un cazador en La Rocina /a la Virgen se encontró / Bajó del cielo al Rocío / por voluntad del Creador / por eso Ella es Almonteña / por deseo expreso de Dios"

"Su trono está en El Rocío / pero en Almonte su pueblo / y de siete en siete años / se vá de Pastora a verlo. / Huérfana llora la Aldea / nueve meses de silencio"

"Sobre este sagrado altar / sus camaristas com mimo / cubren su divino rostro / con paño de encaje fino / y un capote marismeño / la protege del camino"

"Las abuelas almonteñas, / andando por los senderos, / llevarán sus atributos:/ ráfagas, corona y cetro. / Nunca mejores vasallos / a mejor Reina sirvieron"

"Llega la Virgen a Almonte / restallan las escopetas. / El Sacerdote descubre / entre salves su belleza / y el Sol agosteño arrolla / al alba por querer verla"

"Catedral de filigrana / son las calles y el paseo. / Arcos de triunfal celaje / que le levantó su pueblo / y del alfombra el corazón / de sus hijos almonteños"

 

El último azulejo viene a rememorar un hecho que es prácticamente desconocido para todos los rocieros y es que, al igual que cada invierno las Hermandades vienen en peregrinación a la Aldea del Rocío para ver a la Virgen, la Aldea de El Rocío, sus habitantes, peregrinan a ver a la Virgen al pueblo de Almonte cada siete años: La peregrinación del Guión Peregrino.

 

"El 23 de Noviembre de 1991 / la Aldea de El Rocío / peregrinó por primera vez / a Almonte para visitar a / la Blanca Paloma / acompañados por este / guión de camino"

 

De igual forma y en Almonte, más concretamente en El Chaparral, se levanta otro Altar del estilo del del Rocío, pero con base octogonal, que fue inaugurado para el Traslado del 2005.

Sus ocho caras están de idéntica forma adornadas con azulejos alusivos al evento septenario.

۞۞۞۞

Bibliografía:

Archivo Particular