EL PUENTE DEL AJOLI O PUENTE DEL REY

Manuel Romero Triviño

 

 

El Rocío - EL PUENTE DEL AJOLI O PUENTE DEL REY

¡¡Ay Puente del Ajolí
Cuantos caminos vivíos
Cuantos pasos por allí,
Tu nombre huele a Rocío
Mi Puente del Ajolí!!



El estribillo de las sevillanas del Coro de la Hermandad del Rocío de SEVILLA son la entrada a este Capítulo dedicado al emblemático acceso al Rocío desde el llamado Camino de Sevilla, por donde 62 de las 105 Hermandades Filiales hacen su entrada en la Romería de Pentecostés.

Imagen del puente del Ajolí en Marzo del 2003


Situado en el paraje conocido desde siempre por El Cañuelo del Alcornocal y sitio del Pinar del Ajonjolí, el actual Puente del Ajolí fue inaugurado en el mes de Mayo del 2006, tras la perdida del anterior en las riadas del año 2003.

Pero hagamos un poco de historia de los anteriores puentes que se han ubicado en este lugar emblemático del mundo rociero.

En dicho lugar existía un vado o pasada con el nombre de Ajonjolí, salvando el arroyo de Santa María, que permitía el paso de personas y ganado cuando la crecida de las aguas lo permitía. Este arroyo tienen diferentes nombres dependiendo del lugar por donde pasa: La Palmosa en las cercanías de Almonte (Puente de Olivarejos), Caño Marín, tras unirse al arroyo del Algarrobo (Hinojos), después Arroyo del Partido al llegar al Puente del Ajolí, terminando su vida cuando entra en la zona del Parque Nacional llamándose Caño de Los Garzos.

Puente de Olivarejos en las cercanías de Almonte (La Palmosa)

Con el paso del tiempo, el nombre del Puente se ha reducido a Ajolí y el del arroyo en sí, del Partido, al coincidir en la división territorial de los términos de Almonte e Hinojos.

También coincidía el arroyo, en ser la "frontera" de los terrenos de pasto del Concejo de Almonte con el cazadero Real del Coto del Lomo del Grullo.

El tráfico de viajeros y mercancías también era habitual por este sitio del Ajonjolí en los siglos pasados. Desde Moguer a Sevilla era el paso obligado así como también desde Sevilla y los pueblos del Aljarafe hacía Sanlúcar de Barrameda y otros importantes puertos gaditanos, sobre todo a partir del siglo XVIII cuando el monopolio del comercio con América pasa a establecerse en Cádiz.

La existencia de tres ventas o mesones desde La Canaliega hasta la orilla del Guadalquivir a través de la vía pecuaria en el antiguo Coto de Doña Ana es suficientemente esclarecedor de este trajín comercial en los aledaños de la ermita de Ntra. Sra. del Rocío. Las futuras hermandades rocieras seguirían y siguen hoy el mismo itinerario y paso obligado del Ajolí en su peregrinación anual rociera.

Poblado de la Venta cerca de Sanlucar de Barrameda

Siguiendo las leyendas y tradiciones rocieras podemos ver al primer viajero regio cruzando el vado del Ajolí, al monarca Alfonso X, con su séquito real en sus primeras jornadas venatorias en las inmensas marismas de Las Rocinas. Siguiendo sus mismas huellas pasaron otros reales personajes como Alfonso XI en los años centrales del siglo XIV, los Reyes Católicos desde Niebla a Hinojos en noviembre de 1490, Felipe IV en 1624, Felipe V en 1729, Alfonso XII en 1882, Alfonso XIII entre 1908 y 1925, todos de cacería al Coto de Doña Ana, los miembros de la familia Orleans en 1851 y la actual reina Doña Sofía con sus hijas Elena y Cristina en 1984 para la Romería del Rocío.

Alfonso XIII en una de sus cacería en Doñana

Todos estos ilustres personajes tuvieron que sufrir una posible y accidentada pasada del Ajolí ¿o se les construyó un cómodo aunque improvisado puente?

La actual acepción de "Puente del Rey" de algunos de los puentes sobre la pasada del Ajolí nos hace pensar que alguna y por primera vez se construyera un puente, pero ¿cuando y por qué motivo? Las fuentes consultadas arrojan pocos y esclarecedores datos cuando indagamos en la historia más lejana.

Según la tradición oral de los vecinos de la villa Hinojos el conocido como Puente del Rey fue construido por dicho municipio de Hinojos, o bien por voluntad y a expensas de sus vecinos o bien por los caudales de su Ayuntamiento, ante la inminente llegada del rey D. Alfonso XIII a su pueblo camino del coto de Doña Ana donde había sido invitado por su propietario para unas jornadas venatorias. De aquí deducimos aquella "pertenencia" del puente del Ajolí a los hinojeros que en tanta ocasiones hemos observado en la literatura y música rocieras.

Azulejo del escudo de Hinojos en la Raya

Efectivamente, las visitas del monarca Alfonso XIII a las cacerías del Coto de Doña Ana fueron numerosas y están bien documentadas. Pero todas ellas se hicieron por ferrocarril hasta Sanlúcar cruzando desde Bonanza al Coto de Doña Ana, en barcos de guerra o en yates privados; ninguno por tierra.

 

Alfonso XIII, en Sevilla, antes de embarcar para Doñana

Aparte de la cantidad, estas visitas institucionalizaron las cacerías regias en el primer cuarto del siglo XX y dieron a conocer la existencia de este importante enclave cinegético a un público español más amplio pues la prensa nacional, regional y provincial se hacía puntual eco de estas egregias actividades de la familia real fuera de Palacio.

Se desconoce la fecha de la construcción del puente hinojero sobre el Ajolí, siendo lo más posible que en algún año impreciso, (1908?) se hiciese este puente por la villa de Hinojos para la prevención del paso de esta inesperada real persona y que luego no se utilizase por la comodidad del viaje en barco por el Guadalquivir, preferible al de caballerías ante la inexistencia de camino carretero o carretera para automóvil.

Esta suposición puede ser muy factible y justificada pues con anterioridad a estas fechas ya existió un puente levantado y que fuese destruido por la subida y correntía de las aguas pluviales, como ha sido muy frecuente en las últimas décadas. Este puente aparece con el nombre de El Ajonjolí en la primera cartografía de Almonte de fines del siglo XIX.

Anterior Puente del Ajolí

En 1988 se demolió y se construyó uno nuevo que llegaría hasta Diciembre del 2003, en el que las lluvias arruinaron nuevamente el puente del Ajolí y arrasaron parte de la arboleda circundante.

Ultima foto conocida del Ajolí en Diciembre del 2003

El Puente ya derrumbado

El Camino del Ajolí es el antiguo camino que unía El Rocío con el Palacio del Lomo del Grullo y la villa de Hinojos. El topónimo Ajolí, que no es más que una abreviación de "ajonjolí", nombre de una planta anual de un metro de altura con flores de corola acampanada y semillas amarillentas comestibles, ha podido estar motivado tal vez "por la rareza de esta especie, pues no se cría en estos lugares", pero sí en este paraje.

Son muy numerosas las zonas de sesteo y pernocta en este camino y muy diversas las rutas que utilizan las distintas Hermandades, pero todas vienen a confluir en un mismo punto: El Ajolí, que supone ya la entrada al Rocío. Efectivamente, ya en las mismas puertas de la aldea de El Rocío, sirviendo de frontera natural entre los términos de Hinojos y Almonte, hay un arroyo sobre el que se levanta un puente llamado en realidad Puente del Rey, aunque es más conocido popularmente como Puente del Ajolí, que evidentemente ha tomando su nombre por influencia del nombre del paraje en que está situado. Es el camino, además del más divulgado, conocido y el más transitado de todos.

Por El Ajolí acceden a la aldea la totalidad de las Hermandades de la provincia de Sevilla (cuarenta y una), además de algunas del resto de Andalucía (diecisiete) y de otras comunidades autónomas (tres): cinco de Málaga; cinco de Córdoba; cuatro de Huelva (Paterna del Campo, Chucena, Manzanilla e Hinojos); una de Almería, de Granada y de Jaén; y otra de Murcia, de Valencia y Las Palmas de Gran Canaria. Durante la Romería del 2006 también lo hizo la nueva Hermandad Filial de la provincia de Sevilla: Palomares del Río.

A pesar del gran número de lugares indudablemente emblemáticos que posee este largo camino como La Juliana, Hato Blanco, El Charco del Cura, Raya Real, Matasgordas, El Palacio del Rey, etc., éstos son más bien "hitos intermedios de un camino, donde los puntos de encuentro más significativos son el Vado del Quema, Villamanrique de la Condesa y, el citado, Ajolí" El Puente del Rey o Puente del Ajolí es, por tanto, el último tramo de este camino que lleva hacia la Virgen del Rocío; la aldea ya está cerca y el rociero siente algo muy especial, ya que el propio puente tiene un doble valor simbólico para el peregrino que lo cruza: por una parte, supone el fin del camino que le va a llevar a la Virgen, y, a la vez, la puerta o entrada ya en la aldea, por otra. Es la primera gran satisfacción antes de verle la cara a la Virgen del Rocío.

Como viene siendo ya tradicional, justo encima de las maderas del puente, en mitad del mismo, se detiene la carreta del Simpecado de la Hermandad que lo cruza para rezar una Salve, cantar y bailar sevillanas tras numerosos vivas a la Virgen del Rocío. Son momentos de gran emoción para todos cuyas miradas coinciden en la pequeña imagen de la Virgen del Rocío del Simpecado, alcanzándose así uno de los momentos más hermosos de la Romería.

La Hermandad de SEVILLA sobre el antiguo puente

Como se ha apuntado más arriba, la Romería del Rocío del año 2003 fue la última en que el viejo puente del Ajolí permaneció levantado y pudo soportar el paso de las carretas y los romeros que se dirigían como cada Pentecostés a la aldea de El Rocío.

Fue bien distinta y singular, por tanto, la estampa de las carretas cruzando el puente del Ajolí en el Rocío 2004 y 2005, aunque, a pesar de la estructura de hierro sobre la que pasaron los Simpecados y peregrinos rocieros colocada encima de la hundida de madera, las viejas tablas continuaban escuchando Salves, sevillanas y vivas, al igual que antaño

El viejo puente bajo el puente militar

Puente militar colocado los años 2004 y 2005

Tras dos Romerías del Rocío consecutivas en las que las Hermandades Filiales rocieras que tenían que acceder a la aldea por el Ajolí lo hicieron sobre un puente móvil militar de hierro, años 2004 y 2005, en el 2006 se inicia la construcción del nuevo puente.

Obras de construcción del nuevo puente

Las obras del nuevo puente del Ajolí dieron comienzo en el mes de marzo de 2006, siendo sus medidas de 20 metros de largo por 6 de ancho y armazón de hierro, el cual esta recubierto de madera, estando en el mismo emplazamiento que el anterior y sin apoyos intermedios en el tramo del arroyo, pero medio metro más alto respecto a la cota anterior para evitar riesgos en caso de posibles crecidas del arroyo.

Diferentes fotos del nuevo puente

Se han colocado en sus tablas una placa homenaje de las sesenta y dos Hermandades rocieras Filiales que lo cruzan, más una de la Hermandad Matriz de Almonte.


 

۞۞۞۞

Bibliografía:

Julio Flores Cala, Antonio Díaz de la Serna Carrión. Domingo Muñoz Bort: "Puente del Rey-Puente del Ajolí: Un lugar para la memoria rociera" - Cuaderno de Almonte: Nº 92 - 2006
Fondo documental del Centro de Estudios Rocieros del Ayuntamiento de Almonte (CER)
Archivo Particular